Formas de resolución de problemas

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos.

Albert Einstein

 

En busca de la solución

A día de hoy existen varias formas de solucionar los conflictos y se puede hablar de ellas atendiendo a dos tipos de sistemas resolutivos. Por una parte están los sistemas heterocompositivos y por la otra los sistemas autocompositivos. Los sistemas heterocompositivos son aquellos en los que no son las partes implicadas en la disputa las que la resuelven, sino que es un tercero el que toma la decisión final. Dentro de estos métodos de resolución de problemas se encuentra la vía judicial y el arbitraje. En contraposición a estos métodos están los sistemas de resolución autocompositivos, también llamados sistemas cooperativos, que son aquellos en los cuales la decisión la toman las partes, y el mejor ejemplo es la Mediación.

 

Resolución de problemas

Mediación: el método más justo de resolución de problemas

Los sistemas cooperativos de resolución de conflictos surgen como alternativas al método judicial y lo hacen en Europa, concretamente en Gran Bretaña y en Francia, como expresión de la necesidad de una cultura del diálogo. El principal método autocompositivo es la mediación, el cual responde al concepto de JUSTICIA en mayúsculas. Y es que el mediador no propone, no impone, sino que ayuda a las partes a hacerlo. ¿Cómo? A veces necesitamos a un tercero que nos ayude a identificar lo que necesitamos, y la mediación no solo tiene este objetivo, también el de ayudar a las partes a tomar consciencia para saber que tienen la capacidad para tomar decisiones y resolver conflictos. La clave de la mediación no es otra que creer en la autonomía de la voluntad de las personas.

Los beneficios de la Mediación

Los aspectos más positivos de los sistemas cooperativos de resolución de conflictos, concretamente de la Mediación, se pueden resumir en los siguientes puntos:

  • Descongestión de los Tribunales.
  • Estadísticamente las partes implicadas en el conflicto suelen cumplir en mayor medida el acuerdo, ya que influye notablemente el hecho de que son éstas las que eligen los términos del acuerdo y no son otros los que se los imponen.
  • Los procesos en estas vías son menos costosos, tanto económicamente como emocionalmente.
  • Incremento de la participación de los actores, es decir, de las partes implicadas.
  • Las partes resuelven y aprenden a solucionar sus problemas, por tanto refuerzan y potencian su capacidad de resolución.
  • Los procesos de Mediación son más cortos en el tiempo.

Resolución de problemas

 

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *