La Mediación Electrónica

Nace la Mediación Electrónica

La Mediación avanza hacia contextos digitales con el objetivo de dar respuesta a conflictos que, de otra forma, serían difícil de tratar. En un mundo cada vez más avanzado donde las nuevas tecnologías forman parte activa de nuestras vidas, nace la Mediación Electrónica. En este post hablaremos del significado de la Mediación Digital, de los casos en los que es conveniente utilizarla y de aquellos en los que no lo es. Además, hablaremos de las ventajas y desventajas que tiene este tipo de Mediación respecto al método más convencional.

 

La Mediación Electrónica

 

¿Cuándo utilizar la Mediación Electrónica?

La Mediación Electrónica ha demostrado su utilidad a la hora de abordar conflictos transfronterizos, pues consigue derribar las trabas geográficas que pueden enquistar el problema y retrasar la solución. También está visto que en temas más comerciales, donde las emociones o la relación de las partes no es realmente importante dentro del conflicto, suele ser un buen método. Pero como todo este método no es siempre el más adecuado ni el más efectivo ante cualquier problema. En algunos casos los huecos sin cubrir que puede dejar se pueden solucionar combinando la mediación electrónica con alguna que otra sesión presencial. Y por supuesto se dan también casos en los que la Mediación Electrónica no cabe y se necesita una mediación en la que se trabaje de manera exclusivamente presencial.

Ventajas y desventajas

Una de las desventajas más importantes de la Mediación Electrónica es que se pierde la comunicación verbal y física, tan importante en los procesos de Mediación. Además, los procesos a través de la red pueden no ser tan rápidos como lo serían en la realidad y muchas personas desconfían de internet para embarcarse en un proceso que debe ser confidencial. Por otro lado la Mediación Electrónica tiene la ventaja de dar a las personas una cierta deshinibición al tratarse de un medio que se puede utilizar desde casa, en tu entorno, y que puede propiciar mejoras en el encuentro. También en estos procesos el tiempo y el lugar en el que se encuentren las partes deja de ser un inconveniente. Para concluir, diremos que la Mediación Electrónica puede ser altamente ventajosa si se asegura la confidencialidad del proceso a través de los métodos adecuados y se recuerda que a pesar del medio en el que se desarrolla no es un mero trámite. Algo que se resume muy bien en la frase formulada por Jane Goodall, mensajera de la paz de la ONU, que dice lo siguiente:

 

La tecnología por sí sola no basta. También tenemos que poner el corazón.

La Mediación Electrónica

Si queréis ampliar información sobre la E-Mediación os recomiendo este artículo.

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *