Hacia la superación personal

El mayor éxito que puede alcanzar un ser humano es conquistarse a sí mismo.

 

Crecer como personas

Siempre es bueno mejorar nuestra personalidad, afinar nuestras actitudes y aptitudes, y aprender de nuestros errores. Aprender, sobre todo aprender. No hay una edad en la que dejamos de aprender ni en la que la vida deja de sorprendernos. No hay que olvidarlo. Como personas debemos luchar día a día por ser mejores y superarnos. Una forma muy útil de encabezar esa lucha por la superación personal es a través del eneagrama.

Superación personal

¿Qué es el eneagrama?

El eneagrama es una herramienta que sirve para medir e identificar tu personalidad. Es un instrumento muy utilizado en el mundo del coaching, pues ayuda a que las personas, una vez que analizan su personalidad, pueden detectar sus debilidades y a partir de ahí trabajar para mejorarlas. Sirve, por así decirlo, para realizar un viaje a nuestro interior que nos sirve como guía para comprendernos a nosotros mismos y a nuestras limitaciones. Es un instrumento muy útil para la superación personal. El eneagrama contempla nueve tipos de personalidad, nueve eneatipos, que son los siguientes:

 

  • Personalidad perfeccionista: Son muy ordenados y comprometidos, e intentan controlar todos los detalles. La perfección le da seguridad. Le preocupa equivocarse y es muy duro consigo mismo. Suele albergar resentimiento
  • Personalidad altruista: Se preocupa por ayudar y contentar a los demás, hasta el punto de llegar a olvidarse de sus propias necesidades. Son personas que les gusta sentirse necesitadas.
  • Personalidad romántica: Siempre aspira a lo que no puede tener o es difícil de obtener. Suelen sentirse incomprendidos. Son personas sensibles y muy emocionales. Les gustan las artes y pueden correr el riesgo de vivir anclados en el pasado.
  • Personalidad ejecutora: Son personas individualistas. Muy preocupadas por su imagen. Se centran mucho en el trabajo, donde les gusta sobresalir, y suelen ser competitivos.
  • Personalidad observadora: No les gusta involucrarse ni participar hasta que no se sienten completamente seguros. Son autosuficientes y no les gusta hablar de sus sentimientos. Les gusta sentirse protegidos.
  • Personalidad epicúrea: Son personas muy alegres e idealistas, que buscan el placer. Su optimismo es lo que les caracteriza. No les gusta el compromiso, y suelen ser dados a huir de las situaciones que no le gustan para así evitar el sufrimiento.
  • Personalidad del soldado: Son personas a las que les gustan las normas y la autoridad, pero también son muy dados a revelarse ante ella. Se caracterizan por ser leales y valorar la amistad. Parecen muy seguros pero en su interior no es así.
  • Personalidad justiciera: Su sentido de la justicia es lo que les hace moverse y actuar. Son personas fuertes con un perfil de jefe o de líder. Intentar proteger a los suyos a toda costa.
  • Personalidad mediadora: Son personas que no les gusta el conflicto y que suelen ser neutrales. Son pacíficas y a veces no expresan sus propias necesidades. Saben entender y escuchar a los demás

 

La superación personal

¿Quieres saber cuál es tu enatipo? Aquí puedes descubrirlo. Una vez que nos identificamos con un eneatipo y lo aceptamos con sus fortalezas y sus limitaciones podemos trabajar para superarlo. Aceptarse es lo primero, pues si no lo hacemos estamos abocados al fracaso y al sufrimiento. Aceptarse es la clave para empezar a liberarse de las trabas de la propia personalidad. Aceptarse y perdonarse. Sin ello nuestra lucha por la superación personal no tiene sentido.

 

Superación personal

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *