Bullying y Mediación Escolar

“De la ignorancia viene el miedo, del miedo viene la intolerancia. La educación es la llave de la aceptación”.

Kathleen Patel

Bullying: motivo de alarma

El acoso escolar ha crecido de forma alarmante durante los últimos tiempos. La violencia escolar no es algo nuevo, sin embargo, la preocupación social ha ido aumentando en los últimos años. En las semanas anteriores, casos como el de Diego, de 11 años, o Alan, de 17, ha hecho saltar la voz de alarma. Por desgracia existen más casos de menores que sufren este tipo de violencia continuada. De hecho, en la actualidad, el acoso escolar es uno de los temas que más preocupa a los padres con hijos adolescentes. Y es que la cifra de menores que sufren acoso escolar se sitúa en 1 de cada 4, y no podemos continuar mirando hacia otro lado.

Bullying-y-acoso-escolar

 

¿Qué es el bullying?

La palabra bullying es un anglicismo que se está utilizando en nuestro país cada vez con más frecuencia. El bullying es todo tipo de agresión física, psicológica o verbal que se producen de forma continuada y que tienen lugar dentro del centro escolar y, en muchos casos, también fuera de este. A través de las nuevas tecnologías y las redes sociales la violencia escolar ha tomado nuevas formas, más crueles sin caben, que no les permite a las víctimas ni tregua ni descanso ni siquiera cuando están lejos del centro escolar y de su agresor o agresores. En el acoso escolar participan varios actores: el acosador o los acosadores, la víctima y los espectadores que permiten y asisten pasivos a estas agresiones. El conflicto suele empezar con mofas que con el tiempo se convierten en sistemáticas y que en algunos casos se siguen de agresiones físicas o verbales. Estos ataques se caracterizan por llevar implícitas un deseo de hacer daño por parte del agresor. Además, el bullying se encuadra dentro de una relación donde existe abuso de poder. El acosador consigue que la víctima se sienta intimidada, y que desde una percepción de inferioridad se vea incapaz de hacer frente al problema. Testimonios de padres y menores que han padecido acoso escolar, apuntan siempre como factores de alarma a una reticencia y un miedo por parte de los niños a acudir al centro escolar, así como cambios de humor y cambios en sus resultados académicos.

 

¿Qué medidas se deben tomar?

Para atajar este problema se debe actuar en todos los frentes. En primer lugar se debe intervenir con todos los actores que participan en el acoso. Al menor que padece las agresiones se le debe apoyar y proporcionar las herramientas necesarias para poder actuar frente al problema. Al acosador también hay que proporcionarle herramientas para que entienda la brutalidad de sus actos, para que desarrolle la empatía y sea consciente del daño que ha provocado y pueda así rectificar su conducta. A los denominados “espectadores pasivos” hay que hacerles entender que su papel es más activo y determinante de lo que pueden creer. La dirección del centro, los docentes y  los padres no se escapan de estas medidas de actuación, cada parte por un motivo diferente. Aún hay actores en los centros educativos que no reconocen la importancia real que está teniendo el bullying, que le restan importancia o que no terminan de verla. Falta formación. Formación y concienciación para que los docentes y los responsables de los centros escolares puedan prevenir, detectar y actuar eficazmente. Los padres, por otro lado, muchas veces se ven ante la imposibilidad de actuación, de ayuda y de apoyo ante estas situaciones. Si quieres saber más sobre las medidas que se han adoptado con éxito en otros países, no dejes de leer este artículo.

Bullying

Mediación escolar

Carla Santaella hace una definición de la mediación en el ámbito escolar que va más allá de un método alternativo de resolución de conflictos y se refiere a ella de la siguiente manera:

“Una metodología de enseñanza, en la que se privilegiará la comunicación interpersonal, en todos sus niveles, posibilitando la reflexión y el pensamiento.”

En otros países se han implantado programas de mediación escolar que con el tiempo han demostrado su utilidad para mejorar el clima del aula y la relación entre los distintos actores que participan en el proceso educativo. Pero sobre todo, los programas de  mediación escolar pueden aportar algo muy importante, y es enseñar a los alumnos herramientas e instrumentos para gestionar sus problemas y encontrar la mejor solución. La mediación escolar puede ayudar a solucionar conflictos entre padres, profesores y alumnos…¿Y el bullying? Si bien es cierto los beneficios a los que hemos aludido, la mediación puede ayudar a prevenir y detectar estas situaciones, pero no siempre es la más acertada a la hora de solucionar un caso avanzado de bullying. Esto se debe a que en la mayoría de los casos existirá una relación de dominio y sumisión entre las partes que imposibilitará la mediación. Esto, y todo lo que implica la violencia escolar, no se correspondería con el proceso y las bases de la mediación.

Recomendación

Si queréis saber más sobre el acoso escolar y cómo prevenirlo y detectarlo con la mediación, os recomiendo el blog Rechaza el Acoso, dedicado a padres, profesores y jóvenes que necesiten ayuda o información sobre estos temas.

Puede que también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *